El sábado 2 diciembre una comida solidaria sirvió como punto de encuentro en la antesala de las fiestas navideñas. Todos los grupos parroquiales se unieron para contribuir al proyecto común del presente curso pastoral.

Todos los esfuerzos están encaminados, como ya se anunciara al inicio del curso, en ayudar a la renovación de las camas de nuestras residencias. Con el lema “en la vejez seguirán dando frutos”, diferentes iniciativas se están dirigiendo a la recaudación de fondos para este fin.

Muchas son las personas que hicieron posible este entrañable día: particulares y proveedores que aportaron productos para la comida, los que colaboraron con la música, decoración, equipo de cocina, regalos para el sorteo, tenderete con adornos navideños… y, por supuesto todos los que acudieron a la convocatoria adquiriendo las doscientas entradas que se pusieron a la venta. También hubo donativos de personas que no pudieron asistir.

Sin duda fue un día memorable, de los que hacen parroquia.