La historia de Joao es un bello ejemplo de la alegría de la Pascua. La noche de Pascua, los catecúmenos recibían los sacramentos de iniciación cristiana. Hoy, domingo de la Divina Misericordia, Monseñor Demetrio Fernández González ha administrado en la Santa Iglesia Catedral los sacramentos de iniciación a un grupo de catecúmenos.

Joao y María son una pareja de novios que hace poco tiempo, en el mes de marzo, se preparaba para recibir el sacramento del matrimonio en un cursillo prematrimonial organizado por nuestra parroquia.

María es feligresa de La Trinidad y vive en Madrid, ciudad en la que trabaja y en la que también reside Joao, su pareja. Ambos contraerán matrimonio el próximo mes de junio en San Juan y Todos los Santos. Joao, portugués, no fue bautizado al nacer a pesar de ser educado en un colegio católico. Sus padres estimaron que la decisión de recibir el bautismo fuera de él. Ahora ha decidido dar este paso para entrar a formar parte de la Iglesia.

Hoy, domingo de la Divina Misericordia, ha recibido los sacramentos de la iniciación cristiana de manos del señor obispo en una emotiva celebración. Han querido acompañarlo dos matrimonios de la parroquia.

Nuestra comunidad parroquial da gracias a Dios por este nuevo miembro que vivirá otro momento de felicidad como cristiano al contraer matrimonio dentro de poco tiempo.

Fotografías: Diócesis de Córdoba.