Muchos de los mayores son oriundos de distintos lugares de nuestra provincia y en su recuerdo permanece la celebración de la Pascua en el campo.

El Lunes de Pascua, primer día de la Octava, tiene una enorme tradición en un extenso número de pueblos en los que sus habitantes celebran la resurrección del Señor en el campo.

Con motivo de este recuerdo que permanece en la mente de algunos residentes que antaño celebraban este día en las distintas localidades de las que proceden, el equipo de cocina de la residencia elaboró un suculento perol de arroz. Los mayores disfrutaron del patio en un día de temperatura agradable.