El domingo 29 de septiembre, Fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel, la parroquia de San Juan y Todos los Santos (Trinidad) ha celebrado la eucaristía que da inicio al curso pastoral para todos los grupos.

El párroco en la homilía recordó una frase de los mártires de Cartago «no podemos vivir sin la eucaristía» para resaltar el centro y culmen de la vida del cristiano.

D. José Juan Jiménez señaló los tres elementos que no deben faltarnos para tener un curso fructífero:

  1. la intimidad con el Señor, el cultivo de la oración. Para ello nos invita, entre otras cosas, a acompañar al Santísimo.
  2. formación para profundizar en la fe. Cada miembro de la parroquia lo hará en sus respectivos grupos: catequesis de comunión y confirmación, «Amigos contigo», jóvenes, formación de adultos, matrimonios, cofradías, Fraternidad…
  3. dimensión de la caridad: en Caritas, visitas a enfermos, voluntarios y dando testimonio de nuestra fe en medio de nuestro mundo.

Especial hincapié hizo el párroco en recordar que somos una Iglesia en salida tal y como nos lo pide el Santo Padre, Francisco.