Este ha sido el lema elegido por la Conferencia Episcopal Española para celebrar el día de la Iglesia diocesana 2019, que tiene lugar este domingo 10 de noviembre. Tiempo, cualidades, colaboración económica y oración son las aportaciones esenciales que podemos realizar en nuestra parroquia.

La Conferencia Episcopal nos explica el sentido de este día: «se trata de hacer juntos una parroquia viva, comprometida, apasionada por Jesucristo y entregada a los demás, recuerda la página web Xtantos. Por eso, te ofrecen un abanico de posibilidades para colaborar y poner al servicio de los demás en tu parroquia no solo lo que tienes, también lo que sabes, lo que eres. Pues en toda familia hay necesidades, y la parroquia es una gran familia de familias que siempre necesitará de tu ayuda. También, desde Xtantos, te señalan cómo hacer tus donativos y te proponen intenciones por las que rezar, porque tu oración es necesaria y será el alma de toda la actividad que se realice. Con ella, los frutos serán mayores y más permanentes».