Todos los martes los pequeños tienen una cita en la que se van preparando para recibir la primera comunión y así poder participar de la eucaristía junto a los mayores de la comunidad parroquial.

Este martes, 12 de marzo, han recibido por primera vez otro sacramento. Los niños han hecho su primera confesión. Han tenido la oportunidad de reflexionar sobre las cinco cosas necesarias para hacerlo de la mejor manera: examen de conciencia, dolor de los pecados, propósito de enmienda, confesión de los pecados y cumplir la penitencia.