Los chicos del primer año de confirmación han realizado una visita especial al Monasterio de la Encarnación para acompañar a las monjas en el rezo de Vísperas.

La visita tenía lugar en la víspera de la Presentación del Señor, Jornada Mundial de la vida consagrada.

Una vez concluido el rezo de Vísperas, la abadesa les narró el origen de la Orden, su historia, cómo se desarrolla la vida en el monasterio así como el horario monástico. El servicio de alabanza jalona todo el día y ayuda a la monja a mantener la presencia de Dios a lo largo de la jornada.