El recuerdo de D. Antonio Gómez Aguilar se mantiene vivo cada día en las residencias que el sacerdote fundara. De una manera especial se conmemora cada 8 de marzo, aniversario de su fallecimiento.

En la residencia «Santísima Trinidad» aportaron su testimonio una residente, Charo, y una familiar, Capilla. Ambas conocieron a D. Antonio y acercaron a los mayores la figura del sacerdote.

En las dos residencias se degustaron unas migas en un día muy memorable.