María del Prado Fernández Marín presentó la XL Campaña de Manos Unidas en la catequesis de confirmación. Los chicos estuvieron atentos a la interesante intervención que hizo la misionera.

La ponente, que pertenece a la Congregación de las Misioneras Colombianas, ha trabajado catorce años en Chad y seis en la República Democrática del Congo. Aunque no ha trabajado en ningún proyecto de Manos Unidas, sí lo ha vivido de cerca. Ha estado en una misión en la que las escuelas se habían construido con la financiación de Manos Unidas.

Hay que destacar el trabajo que ha desarrollado en la formación de la mujer rural.

El lema escogido para este año ha sido «La mujer del siglo XXI, ni independiente ni segura ni con voz».