Las residencias de la Obra Pía, "Santísima Trinidad" y "San Juan de la Cruz", han dedicado sendas eucaristías al Sagrado Corazón de Jesús en este mes dedicado a la sagrada imagen y en el año jubilar que se está viviendo en nuestra diócesis.

Ambas residencias peregrinaron a las Ermitas meses atrás y ahora han celebrado la eucaristía para lucrar la indulgencia plenaria. Así se hacía constar en el Decreto promulgado por Monseñor Demetrio Fernández González el pasado mes de octubre, aludiendo a las condiciones para ganar dicha indulgencia:

1. Los fieles que durante este tiempo participen en actos jubilares o recen ante monumentos o imágenes del Sagrado Corazón de Jesús expuestas a la pública veneración en los siguientes lugares: Santa Iglesia Catedral, Iglesia del Juramento de San Rafael (Custodio de la ciudad), iglesia de San Hipólito en Córdoba (sede del Apostolado de la Oración), las Ermitas de Córdoba o templos de la Diócesis de Córdoba. Estas oraciones deben concluir con el rezo del Padrenuestro, la recitación del Credo y una oración a la Santísima Virgen María.

2. Las personas mayores, los enfermos y los que, estando legítimamente impedidos por causa grave, no pueden salir de sus hogares, también podrán lucrar la indulgencia plenaria, si se unen espiritualmente a las celebraciones Jubilares, siguiendo su retransmisión a través de la radio, televisión o internet, haciendo un acto de aborrecimiento del pecado y tienen la intención de cumplir, lo antes posible, las tres condiciones establecidas, además de ofrecer sus oraciones y padecimientos a Dios misericordioso.