Con el Miércoles de ceniza se abre el periodo cuaresmal, un Tiempo litúrgico en el que reflexionar y ejercitarse en el ayuno, la limosna y la oración; un tiempo de desierto en el que aprender.

En todas las celebraciones del día que hubo en la parroquia (seis misas a lo largo del día) se impuso la ceniza a los fieles. También los mayores de las residencias de la Obra Pía tuvieron su celebración. En las imágenes, eucaristía e imposición de la ceniza en la residencia «Santísima Trinidad».