Con el objeto de seguir trabajando en la prevención de la infección por coronavirus en nuestra parroquia, se comunican una serie de avisos a tener en cuenta por toda la feligresía.

Ante la nueva normativa que comunicó ayer (15 de enero) el presidente del Gobierno Andaluz y, que se ha publicado en el BOJA, aunque entren en vigor el domingo 17, a las 0:00 h.; en la parroquia vamos a comenzar desde hoy mismo a poner en práctica las recomendaciones. El aforo permitido en las ceremonias religiosas es de un 30%.

  1. En la parroquia habrá unos voluntarios que ayudarán para acomodar y también para desinfectar los bancos al término de cada celebración de la Eucaristía dominical. Los días de diario lo realizará el sacristán. Les pido a todos los fieles que sigan las indicaciones de los voluntarios.
  2. Al acceder al templo: limpiar los zapatos en el acceso y utilizar el gel de manos y permanecer con la mascarilla puesta, no retirársela en ningún momento.
  3. Evitar formar grupos de conversación al entrar y salir de las celebraciones litúrgicas.
  4. Para recibir la sagrada comunión: los sacerdotes se colocarán al pie del presbiterio, los fieles accederán por el pasillo central y volverán a sus asientos por los laterales. Sería recomendable que comenzaran a acercarse a la comunión los fieles de los primeros bancos y así progresivamente hasta el final del templo.
  5. Es recomendable en esta situación recibir la sagrada comunión en la mano con la debida reverencia y devoción. Quien desee recibirla en la boca, espérese al final para acercarse al sacerdote.
  6. Para la colecta, no se repartirán sobres durante estos días. Se puede hacer el donativo físico porque en cada celebración se pasará la canastilla. Pero os animo a hacer vuestro donativo vía BIZUM (38369), realizando una transferencia o suscribirse como donante habitual (mensual, trimestral, semestral o anual).
  7. Para confesar, siempre habrá algún sacerdote en el confesionario. Utilicen el gel de manos y accedan siempre con la mascarilla puesta. Si alguien necesita el confesor en un espacio más abierto, puede hacerlo en el despacho de la sacristía.
  8. Se suspenden todas las catequesis y reuniones presenciales. Se realizarán telemáticamente.
  9. Asistencia a los enfermos. Desde la parroquia mantendremos contacto telefónico y acudiremos para asistir sacramentalmente cada vez que sea necesario, siempre previa solicitud por el enfermo, anciano o los familiares.
  10. Cáritas. Los responsables contactarán con los usuarios y se les seguirá ayudando de forma individualizada. En este momento crece el número de familias con necesidades básicas.