Nuestra parroquia se une mañana, viernes 8 de marzo, a las 24 horas para el Señor propuestas por el Santo Padre; una iniciativa cuaresmal de oración y reconciliación que alcanza su undécima edición.

Durante la mañana, de 09.00 a 12.00 horas estará expuesto el Santísimo; por la tarde, de 19.00 a 19.30 horas, Exposición y rezo del Vía Crucis. Además, durante todo el día habrá sacerdotes disponibles para administrar el sacramento de la penitencia.

El lema para este año es “Caminemos en una vida nueva” (Rm 6, 4). En palabras de Monseñor Rino Fisichella:

El presente subsidio pretende ofrecer algunas sugerencias para facilitar a las parroquias y a las comunidades cristianas prepararse para vivir esta iniciativa. Se trata, obviamente, de propuestas que pueden ser adaptadas según las exigencias y las costumbres locales.

La finalidad del evento es volver a poner al centro de la vida de la pastoral de la Iglesia, es decir, de nuestras comunidades, de nuestras parroquias, de todas las realidades eclesiales, el sacramento de la reconciliación. Este es el centro del mensaje evangélico: la Misericordia de Dios, que nos da la certeza que de frente al Señor ninguno encontrará un juez, sino que encontrará más bien un padre que lo acoge, lo consuela y le indica también el camino para renovarse.

Fuente del texto y de la fotografía: evangelizatio.va