Por segundo año consecutivo, se ha celebrado una cata de aceitunas y de aceite de oliva en la residencia "Santísima Trinidad". Familiares, residentes y trabajadores han participado presentando aceitunas aliñadas de manera diferente.

La jornada del viernes 10 de noviembre resultó de lo más divertida. En un ambiente festivo, antes del almuerzo, los residentes hicieron una cata de las aceitunas presentadas. Tras saborear el resultado de los diferentes aliños y hacer una deliciosa cata de aceite de oliva (acompañado de un rico pan “abogado”), decidieron quiénes eran los ganadores. Se coronó a los artífices de tan deliciosos aliños.