Este miércoles, 16 de diciembre de 2020, los católicos estamos convocados a una jornada de ayuno y oración para "pedir al Señor que inspire leyes que respeten y promuevan el cuidado de la vida humana".

Las razones que justifican esta jornada se encuentran recogidas en la nota dictada por los obispos españoles cuyo título es La vida es un don, la eutanasia un fracaso.

Esta nota se puede leer en el siguiente enlace https://conferenciaepiscopal.es/la-vida-es-un-don-la-eutanasia-un-fracaso/

Desde la parroquia de La Trinidad, nos unimos a esta iniciativa y decimos SÍ a la vida.