Como cada tercer jueves de mes, la Fraternidad del Santísimo Cristo de la Providencia celebraba la eucaristía a los pies del altar de la imagen titular. Era la tarde - noche del 21 de febrero.

Un nutrido grupo de fraternos se daba cita en esta convocatoria. Entre ellos, una buena parte de la cuadrilla que portará al Cristo de la Providencia el próximo Viernes de Dolores.

La homilía versó sobre la necesidad que tenemos de dar razón de quién es Jesús. El párroco hizo hincapié, sobre todo a los costaleros que él denomina «providentes», de que sepan responder a aquellos que pueden preguntarse el sentido que tiene portar al Señor o hacer un esfuerzo que se dilata en el tiempo y que muchas personas no alcanzan a comprender con qué fin.

Tras la celebración de la eucaristía, se desarrolló el segundo ensayo de costaleros en un ambiente fraterno.