Las fiestas cordobesas de mayo se han celebrado por todo lo alto en las residencias de la parroquia. El broche de las celebraciones lo ha puesto la feria de Nuestra Señora de la Salud.

En ambas residencias se han montado casetas de feria, en las que los mayores han disfrutado de la música, el baile y la gastronomía típica.

En el caso de La Trinidad, han contado con la actuación del mago Franki, el coro “Aromas de Poniente” y, cómo no podía ser de otra manera, han disfrutado con una supertómbola de regalos.

Por su parte, en San Juan de la Cruz, durante la mañana amenizó la fiesta el coro rociero “Alegría de Reina Sofía” y, por la tarde, el coro rociero “Virgen de Linares”. Entre baile y baile, degustaron el típico perol cordobés.