El pasado fin de semana del 14 y 15 de febrero, coincidiendo con la efeméride del amor, el grupo de postcomunión y confirmación de Amigos Contigo celebraba su campamento de invierno en la sierra cordobesa. El grupo de 100 jóvenes de la parroquia de la Trinidad compartíamos dos días de convivencia y profundización en la fe cristiana.

La jornada del sábado comenzaba con la bienvenida y el acomodamiento de los jóvenes en las instalaciones y continuaba con los juegos de bienvenida y las primeras gymkanas bajo la temática de San Juan Ávila; así, los niños y niñas compartían momentos cómplices y risas al mismo tiempo que profundizaban sobre el Apóstol de Andalucía.

El lema de este año, «ser Santo comienza con un sí», permitió trabajar los pecados capitales, las bienaventuranzas y la biografía de San Juan de Ávila en la catequesis en la que los chicos y chicas participaron al aire libre. Más tarde, y ahondando en el crecimiento de la fe, jóvenes y monitores compartimos momentos de oración donde el silencio y la reflexión personal fueron los principales protagonistas.

La velada nocturna propició momentos de diversión, baile y anécdotas graciosas, en las que los jóvenes pudieron disfrutar de los juegos y actividades que los monitores habían preparado. Con esto, finalizaba el primer día de campamento y, después de rezar, rendidos, nos retirábamos a coger fuerzas para el día siguiente.

La jornada dominical comenzaba con otras dinámicas para aprovechar las últimas horas juntos. Posteriormente, los preparativos para la eucaristía nos hacían disponer nuestro corazón para dar gracias a Dios por el fin de semana compartido. El campamento de invierno de Amigos Contigo ponía su broche de oro con la eucaristía, presidida por nuestro párroco D. José Juan Jiménez Güeto.

Un año más, el campamento de invierno de Amigos Contigo permite afianzar los lazos de amistad y confianza entre niños y monitores, creciendo juntos en la fe cristiana, el amor a Cristo y a su Madre, María.

Grupo de “Amigos Contigo”