Los miembros del Consejo de Pastoral, del Consejo de Asuntos Económicos, sacerdotes y personal que trabaja en la parroquia, han celebrado un almuerzo fraterno con motivo de las fiestas navideñas.

En el patio del centro parroquial comenzaba el párroco, D. José Juan Jiménez Güeto, dirigiendo unas palabras de agradecimiento a cada uno de los allí presentes. Destacó que el éxito en la buena marcha de todos los grupos de la parroquia radica en la responsabilidad contraída por cada una de las personas que representan a dichos grupos. Antes de compartir el almuerzo, se hizo una foto de familia.

Ya en el interior del centro «Carmen Márquez Criado», bendijo la mesa D. Francisco Molina de Gabriel. Al término de la comida, hubo un reconocimiento a Antonio y Paula que como otros miembros de la parroquia, dan su tiempo en el servicio del bar y permiten tantos momentos de convivencia para toda la comunidad parroquial.