El sacramento de la confirmación es uno de los tres sacramentos de la iniciación cristiana; en él se fortalece la obra del bautismo. Este sacramento, símbolo de madurez cristiana, ha sido recibido por un buen número de jóvenes de nuestra comunidad.

El Secretario Canciller, D. Joaquín Alberto Nieva García, en nombre del señor obispo, presidió la asamblea. En ella el Espíritu Santo, que ya estaba en el corazón de los bautizados, se les infundió con mayor plenitud.

Fue una ceremonia emotiva en la que estuvo presente el coro parroquial, que puso las notas musicales para solemnizar aún más la celebración.